Ir en un aerostato es la forma más antigua de volar, una de esas experiencias que se deben probar alguna vez en la vida. A pesar de los veloces tiempos que vivimos, los globos siguen manteniendo inalterable su sensación de serenidad y su espíritu aventurero.

>Un poco de historia
El primer globo fue fabricado por los hermanos Montgolfler en noviembre de 1.782, siendo el primer vuelo con pasajeros el 14 de diciembre de ese mismo año. Pero si queréis saber un poco más acerca de su historia, podéis consultar las direcciones que voy dejando. Aunque hay una cosa que me llama mucho la atención y es que ¡los dos primeros pasajeros fueron un pato y una oveja!

>¿Qué material necesito para practicarlo?
Se requieren los elementos propios de un aparato aeronáutico:

-Altímetro.
-Variómetro (mide la velocidad vertical media)
-Termómetro.
-Brújula.
-Aparato de radio.
-Extintor: es de carácter obligatorio.

>¿Qué nivel de riesgo tiene?
Bajo. Estadísticamente es más peligroso conducir un coche que volar en globo, siempre que las condiciones atmosféricas no sean adversas y haya siempre suficiente visibilidad.

>En Navarra, ¿también puedo practicarlo?
Por supuesto que sí. Tanto en el camping BIOITZA como en DISIRUÑA.
Además, últimamente hemos podido recorrer una vuelta en globo desde el parque Yamaguchi. Los cinco minutos de tiempo que permiten para este vuelo, son suficientes para contemplar las hermosas vistas a 50 metros de esta ciudad.

¡Animaos! Es una forma muy sencilla de volar, pero tampoco es muy barata, ya que una vuelta suele costar alrededor de 150 euros. Pero, lo que suelen decir: "un día es un día"...Atrévete y descubrirás vistas que jamás hubieras imaginado...

Patricia Carballo Piernavieja